LA GESTION DEL AHORRO DE LAS FAMILIAS Y LA PROFESION DE ASESOR FINANCIERO

A veces explicar a los demás cual es nuestra profesión (asesor financiero) y que hacemos realmente resulta complicado. Aquí os expongo un artículo muy claro y explicito sobre la utilidad e importancia de nuestra profesión de asesor financiero, este artículo que nos enseña a gestionar el ahorro familiar con sentido común.

Planes de ahorro y asesoramiento financiero Los gallegos tenemos fama de ahorradores, aunque por mi experiencia he de decir que más bien nuestros padres y abuelos, porque la generación del baby boom nos hemos adaptado rápidamente a las bondades del estado de bienestar.

Hace 30, 40 o 50 años, el bienestar de una familia en Galicia (y no solo en Galicia) se basaba en la cultura del ahorro. Nuestros padres, también el mío, nos decían que se debía gastar siempre menos de lo que se ganaba y no pedir dinero prestado si no estoy muy muy seguro de poder devolverlo.

Costumbres como pagar las vacaciones con un préstamo, utilizar la tarjeta de crédito y aplazar el pago varios meses, etc., son hábitos de estos últimos 20 años, así como comprarse el coche con un préstamo, o la vivienda habitual obligándome con un banco a destinar el  50%, 60% de mis ingresos netos durante 30 y 40 años, sin plantearme riesgos como la subida de los tipos de interés, la posibilidad de una crisis económica que me lleve al paro (sin ahorros generados), una enfermedad o un accidente que me impida trabajar, etc., etc..

Una forma de entender la vida que muchos economistas relacionamos con la cultura del consumismo o un concepto equivocado de Estado del Bienestar, es decir, estoy tranquilo porque papa Estado me protege.

Está claro que esta crisis nos está despertando de un dulce sueño que nos está devolviendo a la realidad de que la calidad de vida presente y futura (sobre todo en la jubilación) hay que ganársela día a día. Que la seguridad personal y de la familia está en el ahorro, en vivir al nivel que mi capacidad de ingresos me permite y a poner en valor el concepto ahorro.  Es decir, ahorro igual a seguridad, como así lo entienden nuestros padres y abuelos, y que gracias a ellos hoy muchas familias de mediana edad están aprovechando sus ahorros generados para soportar esta crisis.

¿Qué lección podemos sacar las personas y las familias de esta crisis?, ¿Qué podemos mejorar en la gestión de nuestras finanzas personales?

Lo primero, que debemos destinar una parte de los ingresos del trabajo al ahorro, sí o sí. Se gane mucho o se gane poco, cada cual debemos adaptarnos a nuestro nivel de ingresos y destinar una parte de esos ingresos al ahorro, ¿Cuánto?, depende de la situación personal o familiar, pero nunca menos del 10%. Esta lección también sirve para los que están en el paro, porque tarde o temprano encontrarán trabajo, o eso deseamos todos.

Segundo, debemos ocuparnos de tener unos conocimientos básicos en finanzas personales. Reglas básicas como poner objetivos al ahorro, diversificar y disciplina. No hacerlo los llevará a cometer los mismos errores de estas últimas dos décadas.

Poner objetivos al ahorro significa que nuestros ahorros o nuestro patrimonio han de tener objetivos concretos, los imprevistos, los estudios de los hijos, la jubilación, el coche, las vacaciones, etc., y en función de mis ingresos priorizar los que sean más importantes y urgentes. El poner objetivos al ahorro es el principal factor de riqueza de las familias.

Diversificar, el concepto de no poner todos los huevos en la misma cesta, que todos conocemos pero que después la realidad desmiente, y que nos encontramos con situaciones de tener todo el ahorro en depósitos, en cuenta corriente, en unas preferentes, etc

LA AYUDA DE UN ASESOR FINANCIERO

Por todo lo dicho anteriormente y porque lo demuestra lo sucedido en estos últimos años con el ahorro de las familias, éstas  deberían tener a su lado un profesional que les ayude a gestionar sus finanzas personales. Una persona de su confianza, que la guíe durante toda la vida, profesionales que trabajando como empleados o autónomos su tarea esté bien definida y sea conocida por todos.

Fomentar la educación financiera y el asesoramiento financiero será clave para que situaciones como las que hemos comentado anteriormente no se vuelvan a repetir. Será importante que poco a poco en todo el sistema educativo se implante formación básica y media sobre finanzas, aunque atención, sin cometer los errores que otros sistemas educativos han cometido y tomar ejemplo de países que están realizando un gran trabajo de educación financiera en las aulas, y no simplemente alfabetización financiera, es decir, formar en hábitos y en conciencia de la necesidad de gestionar bien las finanzas personales y no solo alfabetizar a la población en conceptos, que lo único a lo que nos llevaría es a la automedicación, y una cosa es comprar un medicamento en la farmacia y otra es comprar el medicamente que me receta el médico después de un diagnostico profesional. En este sentido la administración australiana, americana o inglesa, que enseñan a sus ciudadanos las ventajas de tener un plan financiero personal, les dan educación financiera para que tengan conciencia de los riesgos financieros y de las oportunidades, de las ventajas de hacerse ayudar de un profesional y de los riesgos de la automedicación.

Planificación Financiera personal, un servicio que muchos profesionales estamos ofreciendo a las familias para mejorar la gestión de sus finanzas personales. Este servicio consiste en recoger información económica, financiera y personal del cliente y elaborar un plan financiero que sirva de guía para alcanzar los objetivos del cliente, cubre áreas como la gestión financiera, es decir, la optimización de sus ingresos y gastos y de su patrimonio, la gestión de activos, la gestión del riesgo familiar, es decir, si sucediese cualquier imprevisto que la familia o la persona esté protegida, la planificación fiscal, es decir que el cliente pague los menos impuestos posibles, la planificación de la jubilación, es decir, ¿qué capital he de tener acumulado al jubilarme solo para atender mi nivel de vida personal?, es decir, mucho más que contratar un plan de pensiones, y la planificación de la sucesión, es decir, como hacer para que mis herederos reciban mi patrimonio en las mejores condiciones fiscales posibles.

Puedes leer este artículo en catalán siguiendo este enlace:

http://www.asseguranca.cat/assessorament-fincer-i-assegurances/la-gestio-de-lestalvi-de-les-families-i-la-professio-de-assessor-financer/

No comments yet.

Deja un comentario

12 + seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.